Costa Blanca

Costa Blanca, perteneciente a la provincia de Alicante, es una de las regiones de vacaciones más destacadas en el Mar Mediterráneo, comprende 224 km de playas de arena blanca, elevaciones rocosas claras, pueblos con casas encaladas y muchas más bellezas que contrastan con el azul intenso del mar. Se encuentra ubicada desde el municipio Pilar de la Honrada hasta Denia, en donde se pueden conseguir de norte a sur destinos turísticos muy contrastados y originales como Benidorm, que es considerada la metrópolis del entretenimiento y una de las ciudades más importante de Costa Blanca, Calpe, con su asombroso peñón y animado puerto, Villajoyosa, destacada por sus torres, monumentos históricos, sus fiestas y sus hermosas playas, Torrevieja, caracterizada por ser la ciudad con mayor cantidad de habitantes extranjeros, en donde puedes disfrutar de extraordinarias playas como La Mata, la más grande y con acceso al paseo marítimo y extensos parques públicos, Alicante, una ciudad que combina lo clásico con lo moderno, entretenimiento con negocio, diversión con estudio y hasta playa con montaña, posee espléndidas playas, deportes náuticos, encuentros culturales, múltiples fiestas y un clima suave a lo largo de todo el año.

Lugares que visitar y cosas que hacer en Costa Blanca

Costa Blanca es una tierra colorida, donde las montañas se unen con el mar, creando acantilados que inspiran de solo verlos, aguas cristalinas con ricos fondos marinos, playas con arena blanca y dorada y parques naturales que sumergen la vista en un auténtico paraíso. No solo su hermoso paisaje e ideal clima es lo único que atrae a millones de turistas cada año. Costa Blanca es una región constantemente visitada por amantes de la diversión de todo el continente, especialmente los provenientes de Gran Bretaña, Irlanda, Alemania y Rusia. Costa Blanca representa de igual forma

Clima en Costa Blanca

El Clima en Costa Blanca es ideal, teniendo más de días meses de sol al año y una temperatura promedio anual de 18°C.

Economía en Costa Blanca

Costa Blanca se ha consolidado como una de las áreas de mayor crecimiento urbanístico y demográfico de la península ibérica. Teniendo un aumento en la inmigración extranjera, especialmente oriundos de países del norte y el centro de Europa, atraídos por el clima suave y los precios accesibles de las bienes raíces. Por lo tanto, aumentando de manera exponencial el número de viviendas compradas por extranjeros, tratándose en su gran mayoría de británicos y alemanes como los principales compradores